Autor: Territorio

Colima, Col.- De acuerdo con los antecedentes que se tienen, el suministro de riego tecnificado debidamente utilizado, coadyuva a aumentar la producción de aguacate, su mal manejo, perjudica en mucho al cultivo, al suelo y disminuye los beneficios económicos del productor.

Lo anterior fue expresado por Lucía Valencia Salazar, presidenta del Sistema Producto Aguacate en la entidad quien agregó que, la calendarización del riego es una técnica que permite prever con cierto grado de confianza, la fecha y la cantidad de agua de los riegos.

De esta forma, pueden planearse mejor las actividades de la huerta y optimizar los recursos.

“En la región de Colima, en los huertos medianamente tecnificados se riega de febrero a mayo dándoles de 100 a 150 litros por riego por árbol con una periodicidad de riego cada 20 o 30 días, según las condiciones”, precisó.

Indicó que la aplicación de los riesgos durante la estación lluviosa de junio a septiembre no es necesaria y en invierno, puede ahorrarse uno o dos riegos, según la cantidad de las precipitaciones pluviales.

Explicó que el frutal crece bastante bien vegetativamente en los periodos de primavera y verano. Los brotes vegetativos de febrero-marzo en 45 días tienen ya una rama, que a fines de mayo y principios de junio completa su madurez fisiológica.

“Aquellos brotes que iniciaron en junio complementan su madurez fisiológica entre septiembre–octubre, razones por las que hay que darle las podas de formación que requiere el cultivo para una buena productividad”, subrayó.

Finalmente Lucía Valencia señaló que, en huertos altamente tecnificados con sistemas de riego, se sugiere utilizar tiempos de riegos no mayores de dos horas a intervalos de 20 a 25 días con aspersores de 0.3 a 0.4 litros por segundo.

No Hay Más Artículos